domingo, agosto 18, 2019
Home > Tecnología 5G > Impacto de la tecnología 5G en la economía

Impacto de la tecnología 5G en la economía

Por: Mónica  Llerena*

Con el auge de las telecomunicaciones surgen inmensas oportunidades para impulsar las economías de nuestra región. Los efectos observados tras décadas de desarrollo de este sector, sobre el aumento de la eficiencia, productividad, creación de oportunidades de negocios y conocimiento, reducción de las brechas entre países y regiones, han estimulado el interés de las naciones en identificar la ruta idónea para cumplir sus objetivos de producción, crecimiento y empleo.

Es por ello que las expectativas sobre el impacto del desarrollo de tecnologías móviles como la 5G son altas. Mayor ancho de banda móvil, alta densidad de equipos conectados, comunicación en tiempo real y virtualización de infraestructura de red, son algunas de las capacidades que se esperan. A su vez, esto facilita la expansión de la digitalización, posibilitando nuevos modelos de negocios basados en inteligencia artificial, IoT, big data, robótica, realidad virtual, entre otros, generando a su vez un efecto derrame en diversos sectores de la economía y en la sociedad. 

Como la implementación de la tecnología se encuentra dando sus primeros pasos en algunos países como Estados Unidos y Corea del Sur, estimar el impacto del despliegue de 5G involucra un ejercicio de prospectiva, identificando la forma en que las capacidades antes mencionadas potenciarán el desarrollo de nuevas realidades.

Un análisis del impacto socioecómico del despliegue de la 5G realizado por la Unión Europea, pone atención en los sectores y ambientes que se verán beneficiados, enfoque de análisis que resulta de utilidad para identificar las estrategias necesarias para alcanzar objetivos planteados en los planes de desarrollo de los países.

Abordando esta propuesta de análisis, se observa que el despliegue de redes y servicios 5G presenta un impacto directo sobre la economía por la vía de la inversión asociada a infraestructura, equipos, desarrollo de servicios, entre otros. La inversión, como recordaremos, es un componente del cálculo del Producto Interno Bruto.

Por otro lado, existe un impacto indirecto, el cual abarca dos componentes. El primero conocido como “efecto multiplicador”, captura el aumento de la producción y de la oferta de servicios requeridos para el despliegue de redes y servicios 5G. El segundo, impacto inducido, recoge el cambio en el gasto de los hogares en bienes de consumo de toda la economía, gracias a los salarios recibidos por los trabajadores.

Seguidamente, con ánimos de conceptualizar lo que serán los beneficios socioeconómicos de 5G , el análisis muestra beneficios de primer orden y de segundo orden.

Fuente: “Identification and quantification of key socio-economic data to support strategic planning for the introduction of 5G in Europe”. European Commission. Mayo 2018.

Los beneficios de primer orden se enfocan hacia aquellos beneficios directos que serán aprovechados por las empresas oferentes de bienes y servicios. Estos beneficios son clasificados en tres categorías:

  • Verticales: estos beneficios incluyen por las mejoras en el acceso a información sobre la cadena de suministro, condiciones del mercado, operaciones internas y decisiones del consumidor. Asimismo, se esperan mejoras en la operación y en la productividad por el uso de datos en tiempo real. Finalmente, los consumidores se beneficiarán por una oferta de mejores productos y servicios, en cuanto a calidad, costo y confiabilidad.
  • Datos e información para administradores y terceras partes: empresas de este sector podrán mejorar sus servicios a empresas y particulares, gracias a las capacidades de 5G.
  • Nuevos modelos de negocio: son esperados nuevas formas de crear valor en la economía.

Estos beneficios se esperan con mayor fuerza en el sector automotriz, salud, transporte y servicios públicos. Por ejemplo, en el caso automotriz, se esperan mejoras en los Sistemas de Monitoreo Automático de Vehículos (AVM) que generan datos sobre la posición y estado del vehículo. Con la conectividad de 5G, se producirán mejores datos en términos de volumen, velocidad y variedad. Las empresas transportistas podrán observar las tendencias y estacionalidad dentro del mercado, facilitando los cambios estratégicos en cuanto a redistribución de rutas de servicio. Por otro lado, los fabricantes de vehículos se benefician al poder monitorear las condiciones de sus componentes y desempeño en general, facilitando la planificación de la producción de vehículos con mejoras.

Por el lado de los beneficios de segundo orden, se presentan los cambios positivos esperados en la sociedad, resaltando la contribución que 5G  tendrá sobre el desarrollo de ciudades, hogares y oficinas inteligentes, en diversas dimensiones: sociales, económicas, ambientales, etc.

Sólo para ilustrar el alcance de la implementación de 5G, me referiré al caso de las ciudades inteligentes. El estudio destaca la posibilidad de una mejor gestión del tráfico de vehículos por parte de los controladores, usando sistemas de monitoreo en tiempo real del flujo y tiempo de viaje. Otro impacto es la reducción de la congestión una vez que los conductores pueden evitar las rutas más congestionadas, ahorrándose tiempo y combustible. Otros impactos esperados son la reducción de accidentes de tráfico y de emisiones de dióxido de carbono. Las tecnologías que harán posibles estos beneficios son las redes IoT y M2M que serán desarrolladas gracias a la capacidad de 5G de mejorar el intercambio de datos.

Es claro que el despliegue de la tecnología 5G traerá enormes beneficios socioeconómicos a las naciones que la adopten. Conceptualmente, los componentes para estimar tales beneficios se encuentran claramente identificados, lo que facilita los ejercicios de prospectiva en cuanto a las acciones de políticas públicas requeridas para que las realidades potenciales se concreten y se cumplan los objetivos planteados.

No obstante, el desarrollo que cada nación experimente dependerá de su punto de arranque y hacia donde quieren ir. La transformación digital podrá llegar a muchas industrias pero no a todas, recordando que las tecnologías 5G impulsarán la innovación en servicios donde exista una demanda creciente o un mercado potencial. Asimismo, es también válido reconocer que los ecosistemas nacionales poseen diferentes grados de madurez, medido no sólo por el número de usuarios conectados sino también por el volumen de datos, calidad de servicio y latencia.

Es relevante recordar una vez más, la necesidad de formular planes de desarrollo que consideren este paradigma. Los gobiernos, junto con el sector privado y los ciudadanos, están llamados a participar en esa construcción y gestionar los retos que plantea la transformación económica y social basada en la 5G.

*Mónica Llerena, es Gerente Económico – Regulatorio de Artifex Consulting S.A., es  Economista de la Universidad Central de Venezuela. Posee un Master of Business Administration del IESA, Venezuela. y un Master of Arts in Economic Development and Policy Analysis, University of Nottingham. Inglaterra. Profesional con probada experiencia en el sector de telecomunicaciones. Ha desarrollado estudios económicos para apoyar la formulación y evaluación de políticas públicas. Entre los que destacan: Estudios sobre valuación económica del espectro radioeléctrico para la definición de mecanismos de fijación de precios de las subastas públicas. Documentos informativos sobre apertura del mercado de internet y telefonía fija de larga distancia nacional e internacional, presentados ante las Comisiones de Estudio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Propuestas para la fijación de las tarifas máximas en servicios de telefonía fija. Análisis del entorno regulatorio y tendencias en los mercados de tecnologías basadas en 3G. Análisis económico de las prácticas restrictivas y operaciones de concentraciones económicas en el sector. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *