domingo, agosto 18, 2019
Home > Tecnología 5G > Economía y Tecnología: Nuevas formas de valorar el espectro

Economía y Tecnología: Nuevas formas de valorar el espectro

Por: Autores: Ger Woods / Gerardo Mantilla

La economía La economía es la base de la ciencias sociales, el mundo se mueve a través de esta ciencia definida por el diccionario de la Real Academia Española como:

  1. f. Administración eficaz y razonable de los bienes.
  2. f. Conjunto de bienes y actividades que integran la riqueza de una colectividad o un individuo.
  3. f. Ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos.
  4. f. Contención o adecuada distribución de recursos materiales o expresivos.
  5. f. Ahorro de trabajo, tiempo u otros bienes o servicios.
  6. f. pl. Ahorros mantenidos en reserva.
  7. f. pl. Reducción de gastos anunciados o previstos.

Definitivamente, en lo particular preferimos la definición: “3. f. Ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos.” Esto debido a que reconoce la necesidad de la eficacia, la satisfacción de las necesidades humanas y empleo de bienes escasos.

Adicionalmente, considerando que el espectro radioeléctrico en primer lugar es un bien escaso, además las telecomunicaciones buscan satisfacer las necesidades humana de la comunicación y más aún cada vez es mas necesario hacer un uso eficaz de este recurso. Por esta razón, consideramos que esta definición se adapta más a la contexto de las telecomunicaciones.

En este sentido reconociendo esta definición, muchas Autoridades Nacionales de Regulación han utilizado distintos métodos para realizar una valoración económica del espectro, con miras a ejecutar procesos de asignación de espectro. Incluso, independientemente del modelo de asignación, bien sea para el uso de las subasta de espectro como los procesos denominados concursos de bellezas o “Beauty Contest”.

En el caso de las subasta de espectro, normalmente los reguladores establecen un precio inicial del espectro, bien sea como un monto total o como una valor que se ajusta a la cantidad de espectro que el operador desea obtener.

Cuando hablamos de “Beauty Contest” igualmente los Reguladores deberían definir un precio base o de referencia, pero esta vez no para que el operador desembolse para obtener el espectro, sino para definir la cuantía de la inversión que el operador debe realizar para cumplir con los parámetros definidos y así poder obtener el espectro deseado.

Ahora bien, tradicionalmente muchos reguladores y empresas consultoras han utilizado una valor para hacer comparaciones en los distintos mercados e incluso lo utilizan para definir el valor económico del espectro. Este valor o parámetro, es el famoso Precio/MHz/PoP, entendiendo que PoP es la cantidad de población que será servida o cubierta con el uso del espectro.

Normalmente, esta parámetro dependiendo de la banda de frecuencia o método de asignación es utilizado para la valoración del espectro. Por lo que veremos en este documento, dos casos, que lo han utilizado para valorar el espectro e incluso tienen definido su método de valoración directamente en la Leyes o Reglamentos específicos y otro que ha utilizado el espectro como contraprestación.

Casos de El Salvador, Venezuela y Chile

Permítannos, en primer lugar describir estos ejemplos y luego desarrollar porque consideramos que estas metodologías no toman en cuenta la inversión de telecomunicaciones que realizan los operadores, e incluso, no la promueven o impulsan de forma tal que los operadores de telecomunicaciones valoren incrementar la inversión en ese mercado.

Empecemos describiendo lo definido para valorar el espectro radioeléctrico en El Salvador. La Ley de Telecomunicaciones vigente, promulgada en el año 2016, establece lo siguiente: “Art. 85-I.- El monto a pagar por la concesión se calculará en base a lo establecido en el reglamento de esta Ley. (20)”.

Por consiguiente el Reglamento de la Ley de Telecomunicaciones, del 2016, define que la forma en que se valorará el espectro será la siguiente:

“Art. 130.- De acuerdo a lo establecido en los Arts. 81 y 82 de la Ley, el precio base a pagar por una concesión para la explotación del espectro radioeléctrico se determinará, según la siguiente fórmula:

Pbe = AB * PUBE * Pac

Donde:

Pbe: es el precio base del espectro radioeléctrico.

AB: es el ancho de banda total a ocupar en transmisión y en recepción, incluyendo las bandas de protección, expresado en MHz.

PUBE: es el precio unitario base del espectro, por MHz y por habitante.

Pac: es la población a la que se dirijan las emisiones cuyo cálculo será determinado por medio de un instructivo.

El valor de PUBE será de 0.018515 Dólares de los Estados Unidos de América o su equivalente en Colones por MHz y por habitante. Sin embargo, la SIGET podrá subir hasta diez veces este valor, cuando se trate de la concesión de bandas de frecuencias que sean escasas o de gran incidencia pública. (2)

Cuando se trate de bandas de frecuencias sobre las que pueda otorgarse más de una concesión simultáneamente, la SIGET podrá dividir hasta por 10 veces el valor del Pbe, en función de la reutilización futura que pueda darse al espectro. El precio base calculado será aproximado al millar más cercano.

El pago del valor base es sin perjuicio de las tasas anuales por la administración, gestión y vigilancia del espectro, señaladas en el Art. 13 de la Ley.”

Ahora bien, ese mismo reglamento define el método para hacer un ajuste anual al valor de precio base definido en el artículo anterior. El se ajusta según lo definido en el artículo 132, del Reglamento de la Ley de Telecomunicaciones.

Art. 132.- El valor del PUBE será ajustado anualmente en el mes de enero de cada año para compensar los efectos de la inflación por medio de la siguiente fórmula:

Donde:

PUBE 1: es el PUBE final ajustado.

PUBE 0: es El PUBE correspondiente al año de referencia o en la fecha de la indexación inmediatamente anterior.

IPC 1: es el índice de Precios al Consumidor a la fecha de la indexación.

IPC 0: es el índice de Precios al Consumidor publicado por el Ministerio de Economía de

Ahora bien, el caso de la Autoridad Nacional de Regulación de Venezuela la cual si bien es cierto no tiene una metodología definida en la Ley o Reglamentos, en el ultimo procedimiento de asignación de espectro llevado a cabo en el 2014, para la banda de frecuencia 2.5 GHz utilizó un método que publicó en el pliego de condiciones de dicho procedimiento de asignación.

Estableció un precio base fijo diferente para las porciones de espectro FDD y TDD, de la banda de 2.5 GHz, pero utilizó una formula para definir el precio que debería pagar cada interesado en función del tiempo de la duración de la Concesión de Espectro, que dependía de la duración de la Habilitación Administrativa que tuviera el interesado para prestar el servicio.

El precio base para las porciones FDD era de $ 142,857.14 y para las porciones TDD fue $ 114,285.71 expresados por MHz x Año de duración de la Concesión. En este caso, cada operador obtenía un precio diferente, y adicionalmente debía cumplir con algunas obligaciones cobertura y de calidad de servicio definidas dentro del proceso de comparación de parámetros.

Otro caso interesante, fue el utilizado por la SUBTEL en Chile, para el otorgamiento de espectro  para 4G, donde se realizó una valoración del espectro y en función de esa cifra se les exigió a los operadores ofrecer cobertura en cierta areas identificadas. Según lo mencionado por la Autoridad Nacional de Regulación, esa acción permitió garantizar que los operadores en su conjunto invirtieran $ 250 Millones más lo ofrecido por cada uno de estos operadores.

Adicionalmente, se exigieron garantía para garantizar el cumplimiento de los compromisos de inversión. Aunque al momento de elaborar este documento, no se tiene información sobre como se obtuvo el monto de los $ 250 Millones, entendemos que ese valor debió haberse obtenido del valor que implicaba llevar cobertura a las zonas seleccionadas.

Este método de asignación se acerca a lo que hemos venido planteando, sin embargo, creemos que es importante definir cuales son los niveles de inversión que deben asumir los operadores, además, de definir un valor del espectro en función de esa inversión, el cual debe ser lo suficientemente razonable para no desviar los recursos finitos de los operadores.

Análisis

Ahora bien considerando lo expuesto en el inicio de este aparte, se observa claramente que los precios del espectro en estos casos, toman en consideración el precio definido por $/MHz/PoP que se mencionó. Sin embargo, vemos que esta metodologías no consideran el esfuerzo de inversion del operador e incluso no tienen como objetivo impulsar o promover el incremento de la inversión en el país.

Objetivamente, el Regulador se satisface sólo con obtener un valor económico por el espectro o el cumplimiento de obligaciones de cobertura y parámetros de calidad de servicio.

El uso de estos criterios tradicionales, solo puede dar lugar a resultados económicos adversos no intencionados al restringir los niveles de inversión de los operadores en la red, o al menos no maximizar esos niveles de inversión, lo que finalmente resulta en una cobertura de servicios restringida, una aceptación, beneficio y crecimiento reducidos en la economía más amplia.

Con la introducción de 5G, cada operador al menos tendrá que desarrollar su infraestructura en tres bandas de frecuencias: banda bajas, medias y altas. Las necesidades de facilitar la inversión son claves y permitirá garantizar ser eficiente en el aprovechamiento de la tecnología en el resto de los sectores productivos de la economía. 

Además, al adoptar este enfoque de incentivos de la inversión para la valoración del espectro, las ANR también facilitarán a sus operadores nacionales, que suelen ser parte de compañías multinacionales más grandes, para obtener la porción máxima de fondos de inversión del grupo, los cuales son finitos.

En este sentido, es necesario definir un método de valoración económica del espectro distinto al definido hasta ahora, que considere que el precio que paga el operador del espectro es parte de su inversión, por lo que es importante cuestionarnos si no es mejor que esa inversión sea dirigida a incrementar la cobertura, mejorar la calidad o desplegar una nueva tecnología como 5G, que bien sabemos va a traer beneficios concretos al resto de la economía.

Por otra parte, el precio del espectro que se define debe considerar los elementos propios de la economía del país, y la capacidad de inversión de los operadores y de adoptar la tecnología por parte de las personas y empresas. Asimismo, no es recomendable definir el precio del espectro sólo como un valor en función del indicador expresado $/MHz/PoP, e incluso este indicador puede ser utilizado para comparar un mercado con otro, aunque, no es lo más recomendable porque cada mercado podrá definir el precio de su espectro impulsando la inversión.

Ahora bien, aunque recomendamos que el valor económico del espectro debe ser considerado como parte de la inversión que realiza el operador, este debe ser un porcentaje razonable del total de la inversión que el operador prevé realizar. Es decir, si el precio del espectro es el 5% o el 20% del total del presupuesto del operador para invertir en 5G, ese monto, no será invertido en lo realmente importante y es en el despliegue de la infraestructura, la cual no es sólo cobertura, sino también, el COR, la red de Backhauling: sobre todo despliegue de fibra óptica en las ciudades y en la red de transporte,  y restos de elementos necesarios para implementar la tecnología e integrarla con la redes existentes.

Por esta razón, es necesario realizar una estimación con cierto grado de precisión de la inversión de los operadores, de forma tal de utilizar el mecanismo de asignación de espectro para que el operador despliegue la red 5G. Ahora bien, algunos Reguladores han considerado ofrecer un precio del espectro cero a cambio de inversión, lo que es un elemento valido, sin embargo, igual debe definirse este valor real del espectro para que el Regulador pueda acordar con los operadores una inversión que supere el mínimo del valor determinado.

Aunque, en distintos documentos que hemos elaborado consideramos más útil ofrecer ventajas desde el punto de vista regulatorio para promover el incremento de la inversión de los operadores, considerando los montos de inversión realizados en años anteriores por los operadores.

Esta promoción del incremento de la inversión debe también ser razonable, respecto a lo que el mercado requiere, es decir en un país de 4 Millones de habitantes, los niveles de inversión requeridos son menores a los necesarios en otro donde el número de habitantes supera los 120 Millones.

Por esta razón, nos atrevemos a sugerir utilizar un elemento de proporción entre la inversión y el número de clientes activos, expresado en $/Clientes Activos. Destacamos el uso del clientes activos, el cual difiere del número total de habitantes del país y del número de lineas activas, ya que en muchos casos estos indicadores reflejan valores mayores al numeró de habitantes del país que realmente tienen contratado el servicio.

Volviendo al punto anterior, no es razonable obligar al operador a incrementar la inversión a niveles que no son adaptados a la realidad del mercado. Por eso se ha planteado, que la valoración económica del espectro debe considerar la realidad de cada mercado, lo que si puede considerarse es acelerar la inversión en el tiempo.

En otras palabras, los operadores suelen invertir en una nueva tecnología por un periodo de 5 años, obviamente durante los primero 2 años, el Regulador puede definir elementos que fomente que el operador incremente la inversión en ese periodo de forma tal de acelerar la adopción de la tecnología.

Aunque también, es importante considerar la disponibilidad de los equipos terminales y el precio de los mismos, ya que es altamente conocido que al momento inicial del despliegue su valor suele ser más alto que cuando la tecnología esta madura. Sin embargo, si los operadores incrementan su despliegue el número de clientes potenciales aumenta permitiendo mejorar las economías de escala de los equipos terminales.

El precio de los equipos terminales es necesario ser considerado cuando se seleccionan las zonas que forman partes de las obligaciones de cobertura o promoción de coberturas, ya que aunque tengan una rápida cobertura de la red 5G, el costo de los terminales puede ser una barrera para acceder al servicio.

Otro punto importante, que hemos venido planteando es la selección de las zonas prioritarias de cobertura a fin de ejecutar medidas que promocionen la cobertura en vez de obligar al operador. En resumen, una forma puede ser identificar un grupo de localidades y priorizarlas en función del IDH, además de intercambiar la cobertura por una medida que reduzca o disminuya el costo de inversión y adicionalmente asignar un grupo diferente a cada operador, para que al menos en dichas zonas exista una oferta de servicios.

Conclusiones

En nuestra opinion, es necesario cambiar la forma en que se valora el espectro, el procedimiento de asignación y la seguridad jurídica a la inversión ofreciendo a los operadores conocer desde el principio los elementos que serán considerados para obtener la renovación de las concesiones de espectro, adicional a la extensión de los lapsos de duración de las concesiones.

Todos estos elementos, conjugados con la eliminación de los topes de espectro que hemos sugerido en otro documento y además tomar en cuenta las distintos elementos que permitan implementar la compartición de espectro permitirán transformar la regulación de telecomunicaciones e impulsar la transformación digital de la región.

.

:

Análisis

Conclusiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *